Blogia
franress: Leer es el último acto soberano que nos queda. BLOG CULTURAL: ASALTO AL CIELO

HACIA UNA CULTURA EVALUATIVA EN LAS INSTITUCIONES EDUCATIVAS DE LA EDUCACIÓN BÁSICA REGULAR

La evaluación y su práctica ¿para qué?

Por: Francisco Reyes Mori

El mundo contemporáneo plantea nuevos retos a la escuela y para que éstas caminen en concordancia con estas exigencias necesitan reinventarse  movilizando sus diferentes estamentos. Un componente fundamental en este proceso inevitable es la evaluación. Todavía las escuelas no han entendido, salvo excepciones, que si no observan ni recogen información ni toman decisiones drásticas sobre su propia práctica y dinámica se dirigen al colapso. Hugo Diaz, especialista en temas de políticas educativas, escribe un interesante artículo que busca promover la reflexión  en los diferentes agentes educativos.

 

El primer paso para la acreditación de las instituciones educativas es la auto-evaluación. El ideal es que en el Perú ocurra lo que sucede en los países anglosajones o, sin ir muy lejos, a un país como Brasil, donde la evaluación institucional es parte de la cultura de trabajo de las instituciones de enseñanza y no una obligación derivada de legal de una norma. En Brasil, los padres de familia, antes de matricular a sus hijos preguntan si la institución educativa está evaluada.

 

No obstante, generar una cultura de evaluación no será un proceso fácil puesto que las personas no están acostumbradas a ser evaluadas; por el contrario, muestran gran resistencia a la evaluación. No se ha desarrollado en las instituciones educativas una cultura de evaluación, como tampoco haber fomentado la evaluación del desempeño del profesorado

 

Dado el carácter voluntario de la acreditación en instituciones de educación básica, en el desarrollo de una cultura de evaluación un actor clave es el padre de familia. Éste deberá acostumbrarse a exigir calidad y a que las instituciones de enseñanza estén en condiciones de demostrar que brindan un servicio educativo que reúne esas características.

 

Los beneficios de practicar la evaluación institucional

 

La evaluación  institucional es una técnica de gestión cuya finalidad es la mejora de la naturaleza y calidad de la gestión, de los procesos y productos, y de la efectividad laboral.

 

A través de la evaluación institucional las organizaciones educativas podrán:

 

1.     Conocer los aciertos que necesitan potenciarse y las debilidades que deben que corregirse.

2.    Comprender mejor los actos pedagógicos y administrativos que se ejecutan para verificar si los procesos para alcanzar los resultados son los esperados.

3.    Verificar en qué medida los resultados que se obtienen están en armonía con los estilos de

      formación y gestión, y el perfil del estudiante que la institución se haya propuesto.

4.    Recomendar, a partir de las conclusiones de la evaluación, las medidas que formen parte de un plan de mejoramiento de la gestión y resultados educativos.

 

Si el objetivo de la evaluación es reflexionar sobre la situación actual para transitar por un camino más estructurado de mejora continua, el requisito es que los referentes para la evaluación, estén definidos previamente y sean susceptibles de medirse en su cumplimiento. Por tanto, se necesitan planes de desarrollo institucional y operativo que incorporen metas, responsables y plazos de cumplimiento de cada una de esas metas. Por ahora la concepción de los planes anuales de trabajo ni los proyectos educativos institucionales está basada en un enfoque de gestión por resultados, que es a lo que habría que encaminar la gestión escolar.

 

Es importante destacar que como herramienta de gestión, la evaluación tiene una finalidad eminentemente formativa, no punitiva. Se evalúa para mejorar y no para castigar. Por lo tanto, la evaluación exige ejecutarse en un marco de total transparencia, sinceridad y planificación anticipada. Las reglas de juego tienen que estar claramente establecidas y difundidas con la anticipación debida. Otra característica de la evaluación es la reflexión compartida que genera su proceso, lo que permitirá al personal directivo, los docentes y los padres de familia, retroalimentarse, mejorar sus desempeños, utilizar mejor los recursos disponibles y verificar el cumplimiento los objetivos propuestos.

 

Se ha señalado en párrafos precedentes que la evaluación implica una auto-evaluación. También es recomendable una evaluación externa pues permite que la organización pueda ser examinada con otra mirada, siempre útil y enriquecedora. La auto-evaluación puede originarse por la propia demanda del equipo directivo o de parte o todo el equipo de docentes, y por una demanda de evaluación que viene del exterior.

 

Qué es y qué no es la evaluación

 

Lo qué es

Lo que no es

Un diagnóstico, ayuda a aprender de la experiencia, permite reflexionar sobre lo que se hace y tomar decisiones racionales y sobre temas sustantivos.

Una amenaza

Una comprobación

Una fiscalización

Un diálogo participativo; corrige el individualismo.

Un juicio

Un encuentro. Facilita la coordinación horizontal y vertical

Una intromisión

Una ayuda para comprender lo que sucede y al perfeccionamiento del profesorado y lo responsabiliza de su propio desarrollo.

Una descalificación

Una ayuda para discutir e intercambiar opiniones para aprender nuevas cosas y para ganar coherencia en el equipo docente.

Una imposición

 

Preguntas para reflexionar:

  1. ¿Considera importante que los centros educativos sean evaluados periódicamente?
  2. De acuerdo a la realidad de su institución educativa y las posibilidades de recursos ¿qué tipo de evaluación realizaría?
  3. ¿Cómo vencer la resistencia a la evaluación que tienen los profesores y el personal directivo?
  4. ¿Cómo garantizar que las evaluaciones sean objetivas?
  5. ¿Cómo evaluar a los docentes de instituciones educativas?

En la institución educativa Nº 1182, "El Bosque" se han propuesto desarrollar  una cultura evaluativa, para ello  se ha establecido en el PEI  políticas que promuevan la evaluación como una práctica permanente en los quehaceres pedagógicos. (en otra oportunidad compartiremos la matriz de políticas institucionales de la institución educativa el Bosque

Continuará….

(El presente análisis es un extracto del texto Evaluación  de Instituciones  Educativas de Educación Básica de  Hugo Diaz)

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

fredy raul -

muy buenos analisis respecto a este tema,si me podria facilitar mas bibliografia al respecto

Gutierrez cardenas, cecilia kely -

Es muy interesante el artículo ya que nos ayuda a comprender significativamente, lo que es la evaluación, como sabemos , la escuela de hoy tiene nuevos retos ya que se ve mayor exigencia en todo los ámbitos y sobretodo la responsabilidad que tenemos como docentes en conocer y mejorar nuestros conocimientos en lo que es la evaluación y el manejos de las (tic) en la cual debemos reconocer a la evaluación como un componente fundamental de la educación si en verdad queremos mejorar el sistema educativo debemos adherirlo a nuestra vida y hacerlo parte de la cultura educativa ya que al señalar que es una técnica de gestión mejora la calidad de de la misma siendo más sistemática y estructurada teniendo una finalidad formativa; en cuanto a las( tic) debemos actualizarnos y tener un majo de la misma en nuestra existencia ya que la sociedad de hoy lo exige y facilita nuestra misión como docentes dentro de una comunidad educativa ya que es un medio didáctico que permite una mayor atención perceptiva en toda la formación del educando.

clemente crisóstomo -

Muy interesante el aporte que nos alcanza y ello me hace llegar a la siguiente reflexión:
La evaluación debe contribuir a un diagnóstico de la situación para atender con los medios necesarios a cada estudiante. Quién más necesita debe recibir más atención. En el aula de clase no debe seleccionarse a los mejores y olvidarse del resto que menos saben.
La escuela liberal se conforma con preparar muy bien a los que más saben, a los que menos dificultades presentan para el aprendizaje, alos que más faciliadades han tenido para acceder a la cultura. ¿Y qué de los demás?
Se debe tener en cuenta lo que diría el escritor Ernesto Sábato la era planetaria y su escuela neceista no solo de educadores profesionales, sino de mundólogos de la vida cotidiana que se preocupen de orientar a la sociedad civil en la percepción de los problemas más urgentes y globales. La escuela actual para evaluar con justicia, necesita no sólo interesarse por la evaluación de los estudiantes, sino también por la de los educadores, pero una evaluación integral de su especialidad con seguimiento en el aula y no con un examen escrito que no le dan el peso a tu especialidad, para no solo conformarse con transmitir, informar y adcotrinar.
Por eso la escuela actual e inteligente debe estar atento no sólo al desarrollo personal, social y cultural de los estudiantes, sino también debe contribuir con el desarrollo del subdesarrollo ético y educativo de quienes tienen responsabilidad sobre las nuevas generaciones.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Hugo Ortiz -

EL TEMA DE LA EVALUACION DEPENDE MICHO DE CUATRO PREGUNTAS:
¿QUE SE EVALUÁ?
¿QUIEN EVALUA?
¿PARA QUE SE EVALUÁ?
Y ¿CON QUE SE EVALUÁ?(ES DECIR EL INSTRUMENTO)
En cuanto estas preguntas tengan respuestas claras y contundentes podremos dar validez o no a una evaluación en todo aspecto y todo nivel.
L edacacion en el perú ha cometido un primer error al querrer evaluar apartir de los docentes en vez de evaluar primero los instrumentos y a quienes llevan a cabo esta evalyacion es decir debemos de partir de evaluar a las cabezas del ministerio de evaluación un verdadero cambio inicia no de la improvización sino de una programación de la evaluación sin tintes politicos. la pregunta es ¿quien evalua al evaluador?

FRANCISCO FLORIÁN -

Puntos claves para que la cultura de la evaluación se institucionalice en el país son: Primero y primordial la erradicación de la corrupción que dependerá de la toma de conciencia de todos los entes para entender que con la educación no se lucra ni se juega, que la ecuación no debe de ser el conejillo de indias de los políticos que cambian las reglas de juego cada vez que cambia el gobierno de turno.
En segundo termino la capacitación práctica y eficaz de los entes educativos; ojo cuando digo los entes no hablo solo de los docentes sino también de quienes se encuentra en la parte administrativa, de los padres de familia y alumnos que muchas veces piensan en función de la nota y no del aprendizaje; y también de la sociedad que sigue viendo en educación un ministerio más de los que existe en el gobierno y no ven en educación al principal de ellos, el único que podrá sacar a nuestro de país de este abismo tercermundista en el cual nos encontramos inmersos.
Además por lo general la mayoría de personas rechazan los cambios y eso hace que cuando se realiza una evaluación y se sabe que ello llevará a conclusiones y acciones para cambiar lo que viene realizándose mal los entes inmersos en el proceso se sienten amenazados y/o sienten amenazado su ambiente (sus colegas de trabajo, su forma de hacer las cosas, el lugar que ocupan en la institución) y por ello se rechazan de manera directa o indirecta y hasta subconsciente la evaluación llegando hasta el intento de boicotear el proceso para hacerlo colapsar o simplemente desacreditarlo ante la sociedad.
Ante las interrogantes dadas:
1. no se puede negar por ningún motivo la importancia y relevancia de la evaluación en las instituciones educativas para lo cual se deben buscar instrumentos adecuados poniendo en como fin y objetivo principal a la persona y no como un simple medio o instrumento.
2. la evaluación debe ser participativa de multiorientación es decir en el que todos los entes de la ecuación evalúen a todos los alumnos evalúen a sus padres y a sus docentes y porque no también al aspecto administrativo y así los padres y los docentes hagan lo mismo y la parte administrativa también haga lo propio y no para que estos últimos tomen las decisiones sino que las decisiones sean producto del consenso.
3. la única manera de vencer la resistencia es lo planteado anteriormente y proponiendo a los docentes que se realizaran las capacitaciones debidas para mejorar los resultados y no se harán discriminaciones o se realizaran acciones de separación.
4. en este punto no se puede asegurar el 100% de la objetividad puesto que como personas humanas no maquinas dependemos de la parte subjetiva, pero se dará un gran paso cuando se busquen instrumentos adecuados y propuestos del consenso o de un ente externo calificado que tenga conocimiento de la realidad de la institución.
5. lo primero para evaluar es capacitar de manera que el docente sepa que es lo que se le pide, no es solo decir ya todos sabemos lo que tenemos que hacer,cual es el quehacer educativo que nos corresponde m sino que antes de evaluar hay que unificar criterios y priorizar objetivos.

Richard -

Sería mejor amplair la información a partir de los aportes de los comentarios
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres